Ilegal revocar el PDU 2013 sin el procedimiento adecuado

Ilegal revocar el PDU 2013 sin el procedimiento adecuado

• El Programa de Desarrollo Urbano del Centro de población de la Ciudad de Cancún (PDU) aprobado por el Cabildo en su 49 Sesión Extraordinaria el 5 de Septiembre de 2013 y que el 26 de Septiembre fue publicado en el Periódico oficial del Estado de Quintana Roo contiene las firmas de quienes intervinieron en la votación, por tanto el documento aprobado es igual al publicado, mismo que fue avalado por el Gobierno del Estado a través del Secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda.

• Es un programa cuyo trabajo técnico y legal duró más de dos años, participando en los 3 órdenes de Gobierno, organizaciones de la Sociedad Civil y Profesionistas especializados y fue avalado por 5 fuerzas políticas en el Cabildo, y cuyo dictamen inicial fue presentado y defendido por sendas Presidentas de las Comisiones Unidas de Desarrollo Urbano y Transporte así como de Ecología ambas del PRI y del Partido Verde.

• El IMPLAN elaboró el anteproyecto del PDU que fue aprobado por el Comité de Desarrollo Urbano y Vivienda el 8 de Noviembre de 2012 y fue sometido a consulta pública como lo marca la Ley de Asentamientos Humanos del Estado.

• Los temas de Pok Ta Pok y La Herradura fueron revisados por el Cabildo de forma cuidadosa y hoy podemos afirmar que en la Zona Hotelera de Cancún de ninguna forma fueron autorizados edificios con una altura de 40 pisos.

• Existe total compatibilidad y congruencia entre el POEL y el PDU, por tanto si hubieren cuestionamientos entorno al PDU tendría que revisarse de igual manera el propio POEL y revocarse del mismo modo.

• Resulta evidente que el PDU vigente será modificado de forma ilegal, por tanto pedimos se revise en su versión final el documento que aprobará este Cabildo 2013-2016 y las diferencias que tendrá en relación con el que ya está publicado; serán primero los integrantes de la Comisión de Desarrollo Urbano y Transporte y después del Cabildo en pleno, quienes tendrán que asumir el riesgo y la responsabilidad legal de su inminente revocación.

 

Share this post